La Fundición – La espera